Protocolo para la vida: el arte del buen trato.

foto-blog-y-meet-up

Hola a todos,

Disculpadme por todo este tiempo sin escribir, os mentiría si os dijera que no he tenido tiempo de hacerlo, la realidad es que he necesitado todos estos meses para mí. Para terminar mis clases y el trabajo de fin de máster, para disfrutar de un merecido y maravilloso verano en mis queridas islas, en las montañas, en mi tierra con mi familia, en decenas de actividades y multitud de grupos variados, en conocer gente y recargar pilas a tope para empezar la nueva temporada con energías renovadas. El mes de septiembre lo he dedicado a enfocarme y preguntarme hacia dónde deseo dirigir mi vida, en lo personal y en lo profesional.. ¿Qué es lo que me hace realmente feliz?… Este tiempo y esta pregunta han dado su fruto y con mis objetivos claros ¡Aquí estoy de vuelta! Muchas gracias a todos por seguir ahí.

Este post quiero dedicarlo a una idea que lleva tiempo rondando en mi cabeza y que el día a día me lo muestra cada vez más cómo algo importante y necesario. Todos estos años de experiencia vocacional en el trato con el público, una vida social bastante rica y variada y una observación continúa de las relaciones humanas en todos los ámbitos de la vida, me han llevado a darme cuenta de la necesidad básica que tenemos todos los seres humanos de relacionarnos y cómo la forma en qué lo hacemos es totalmente determinante en nuestra vida profesional y personal.

He conocido a lo largo de mi aún corto recorrido (36 añitos nada más) a muchos profesionales y grandes personas, con cualidades bárbaras en muchos aspectos pero que, sin embargo, no poseen la facilidad de comunicarse de forma adecuada con los demás, que por diversos motivos y aunque sean buenas personas, no son capaces de conectar con facilidad con otras personas y relacionarse de una manera fácil y gratificante para todos. Sin duda, he podido comprobar cómo esto les supone una barrera a la hora de desarrollar su carrera profesional, completar ventas en sus negocios, conocer gente nueva y lo que es más importante, poder tener una vida satisfactoria y plena y sentirse bien con ellos mismos porque… No nos engañemos: a todos nos gusta agradar y que nos agraden, somos seres sociales y a no ser que quieras vivir en el Tibet o hacer una vida retirada de silencio y contemplación, vivimos continuamente comunicándonos y tratando con los demás.

Me reconozco una apasionada del trato amable y cálido, del protocolo aplicado al día a día, del agradar, del hacer sentir bien a la otra persona y sentirme bien yo comunicándome con los demás, me reporta mucha satisfacción y me gustaría ayudar a que otras personas puedan tener esa misma sensación vital. Soy consciente de que no todos tenemos las mismas habilidades y que cada uno es como es y es genial que sea así, pero también sé que todo se puede entrenar y que las habilidades sociales no son ecuaciones de álgebra de tres variables, ni mucho menos. Tienen una serie de directrices básicas que se pueden aprender, consisten en estar un poquito atentos a ciertas actitudes y conductas y una vez adquiridas y entrenándolas, llegamos a integrarlas en nuestra forma de ser, independientemente de que las trajéramos de serie o se las añadamos como extra a lo largo del camino de la vida. ¡Merece la pena hacerlo!

En este ámbito es en el que se va a centrar mi nuevo proyecto, que irá tomando forma y os iré presentando y que, si os apetece y pensáis que os puede ser de utilidad, estaré encantada de compartir con vosotros.

La vida es un continuo trato y si se convierte en un buen trato, es muy probable que, casi siempre, venga acompañado de buenos resultados.

Un fuerte abrazo para todos,

Elena Cáceres

Protocolo para la vida: el arte del buen trato

 

 

Anuncios

6 thoughts on “Protocolo para la vida: el arte del buen trato.

  1. luciano 27 septiembre, 2016 / 11:30 pm

    Me gusta esta actitud, solo hay que perseverar, si se es capaz

    Le gusta a 1 persona

    • Elena Cáceres 27 septiembre, 2016 / 11:49 pm

      Estoy totalmente de acuerdo, todos somos capaces de mejorar en muchos aspectos si lo vemos necesario, tan solo dedicándole algo de atención y un poco de esfuerzo.

      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu comentario, Luciano.

      Me gusta

    • Elena Cáceres 28 septiembre, 2016 / 7:49 am

      Querida Azucena ¿Cómo estás? A mí también me alegra saber de ti, sigo tu blog y es siempre inspirador. No dejo eventos con corazón, nace más bien un nuevo camino que me gusta mucho y me parece muy útil en la fiesta que es la vida. Me encantará contar con tu apoyo y será como todo… Una sorpresa. Un abrazo muy grande, Azucena!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s